Mensaje para el mes de septiembre 2016: La grulla.

Agosto se ha presentado como un mes de conquistas y avances. Con el león, hemos establecido fronteras en nuestra vida. Hemos aprendido a alzar nuestra voz con honor y nobleza además de luchar por lo que nos pertenece y por nuestros sueños.

El otoño se acerca, apenas quedan unas semanas y la grulla aparece este mes de septiembre trayéndonos su mensaje: Solo los valientes son capaces de estar a solas consigo mismos.

La grulla llega para recordarnos la importancia de la soledad y del silencio, pero no impuestos, sino buscados. Este momento de soledad elegida nos ayudará a retomar fuerzas tras la lucha de agosto. Nos ayudará a valorar los logros que hemos conseguido, a revisar nuestras metas, a redefinirlas si hiciese falta… Ahora bien, nos recuerda la necesidad de llevar ese equilibrio entre la soledad buscada y la conexión con el mundo. No nos llama a evadirnos del mundo, pero sí a reconocer que necesitamos nuestros espacios de soledad y de diálogo interno.

Ella también nos enseña la virtud de la paciencia. El esperar al momento idóneo para actuar. Algo que ya nos enseñó el león tiempo atrás. Ella es símbolo de la paciencia, de la vigilancia, de la prudencia. Nos llama a mirar hacia nuestro interior, sin quitar los pies del mundo exterior, además de advertirnos que estemos atentos a las señales y mensajes del Universo que irán apareciendo.

¿Te sientes incompleto? ¿Sientes la necesidad de marcharte de este loco mundo? ¿De desconectar y encontrar respuestas? ¿Te sientes incompleto? La grulla te guiará a través de este viaje de sanación a través de tu ser más profundo.

Mensaje para el mes de julio 2016: Tortuga Marina.

Hemos vivido el mes de junio junto con las energías del salmón.

Con él hemos ascendido por el duro río de la Vida hasta nuestro lugar de desove. Nos ha costado mucho esfuerzo tomar ciertas decisiones este mes. Dar pasos que nunca imaginaríamos que podríamos dar. Hemos tenido el valor y la fuerza suficientes para llevar a cabo lo que era correcto, lo que teníamos que hacer o simplemente, hemos completado un deseo que llevábamos tiempo queriendo cumplir.

Tras este mes de lucha, la Tortuga marina hace entrada en escena este mes de Julio. Desde el Dragón de Tierra y el Salmón, los animales nos están enviando señales para que tomemos las riendas de nuestras vidas y dejemos de ser las víctimas de las circunstancias. La presencia de este animal en el mes de julio nos aporta una fuerza ancestral e imparable que nos llena de valor y de fuerza. Pueden producirse incluso mudanzas, viajes que siempre hemos deseado o desplazamiento y abandono de lugares que hasta entonces, habíamos considerado como nuestro hogar. Pero la Tortuga Marina, nos recuerda que nuestro hogar está dentro de  nosotros mismos. No es un espacio físico configurado en el exterior.

Este animal también nos habla de cargas, de lastres y de todo aquello que no nos deja avanzar. ¿Acaso llevas todos estos meses cargando con una situación, una serie de emociones o patrones de pensamientos que no te posibilitan avanzar? Es momento de deshacerte de todo aquello que no te permite seguir avanzando en tu camino, son cosas que solo se configuran como un obstáculo en tu vida y no te están trayendo ningún tipo de beneficio.

Del mismo modo, es un animal de poder que nos habla de los miedos y de las emociones. ¿Qué te está reteniendo para no poder avanzar? Tienes que reconocer qué no te está permitiendo dar ese paso. Lograr descubrir qué te ata, qué te paraliza. La comunicación y la identificación de tus emociones, de lo que sientes, va a ser muy importante durante todo este mes. Deja de aparentar que eres una persona inquebrantable. Deja huir de la experiencia de la vida por no querer sufrir. Cargar un caparazón tiene sus pros y sus contras y todo en su justo equilibrio es perfecto, así que no te sobre exponga demasiado al mundo, ten prudencia y cautela, pero tampoco te resguardes de él bajo tu caparazón aislándote. Porque mientras que la vida, el mundo y los demás continúan girando, tú te verás inmóvil, paralizado y apático. Y cuánto más alimentes esta sensación, más te costará salir de tu zona de confort, de tu propia cárcel.

De cualquier manera puedes con todo. Portas contigo, dentro de ti, tu hogar. Allá donde vayas, siempre estará contigo. Da igual el territorio, la casa, las personas, el ambiente. Tu hogar no se moverá de tu centro. Despréndete de aquello que no te deja avanzar y alcanzar lo que deseas. Fluye con tus emociones, con tus miedos, con tus sentimientos, y bucea con la Tortuga Marina como compañera de viaje por las corrientes de la vida, por las corrientes de tus emociones.

El mensaje para el mes de mayo 2016: El dragón de tierra.

 

“Junto a mí, te enfrentarás a tus miedos más profundos y encontrarás las riquezas de tu espíritu”.

      La abeja hizo acto de presencia el pasado mes de abril, trayéndonos el mensaje de “no todo es hiel”. Incitándonos a ser capaces de ver las cosas buenas y dulces de la vida. Algo que generalmente nos cuenta mucho, dado que nos centramos demasiado en los pensamientos negativos, en lo que no tenemos, en vez de ser capaces de reconocer lo que sí que tenemos, mostrando gratitud por ello.

Así pues, con los primeros rayos de luz de mayo y los fuegos de Beltane, hace aparición en la escena el Dragón de Tierra.

Su presencia nos va a remover por completo desde nuestras bases, desde nuestro ser interior. Nos advierte de nuestro potencial, de nuestro poder y de nuestra fuerza, oculta en la caverna. No somos verdaderamente conscientes del poder que tenemos y el Dragón de Tierra aparece este mes de mayo para mostrarnos sin tapujos nuestro potencial y nuestras riquezas interiores. Esto lleva implícito un proceso de viaje interno para ser capaz de reconocerlo. Y allí, después del viaje a través de la oscuridad, encontraremos las salas subterráneas de oro, joyas y toda clase de objetos preciosos y valiosos. Entendamos todos estos bienes, como la riqueza espiritual, nuestro potencial y nuestra fuerza interna.

Del mismo modo, el dragón aparte de ser nuestro guía hacia esas salas subterráneas llenas de riqueza y de poder, es el guardián de la entrada. Se presenta a su vez incluso como un obstáculo a superar, que es muchas ocasiones no es más que reflejo de nosotros mismos. Un reflejo o aspecto de nuestro interior que se ha encarnado en este ser. De modo que, este aparente obstáculo a nuestra riqueza, solo podrá ser superado mediante el amor y el entendimiento ¿Cómo? Por medio de la reconciliación con nuestra  sombra, con nosotros mismos. Así, el dragón dejará de ser un agente externo  agresivo que tenemos que superar, y pasará a ser una parte de nosotros (que ya lo era pero no éramos conscientes) que debemos de amar y comprender. En realidad, este mismo hecho lleva implícito el reconocimiento de una parte de nosotros que desconocíamos, nuestro inconsciente, nuestros miedos y nuestros temores personificados en este ser. Recordemos la cantidad de mitos a lo largo de la antigüedad y la edad media donde la figura del dragón se configura como un obstáculo, que tras su superación, implicaba la entrega o el descubrimiento de un bien mayor superior, ya fuese un tesoro milenario, un objeto mágico o una bella princesa. Vayamos entonces a conquistar esa cueva llena de riquezas que nos pertenece y que está en nuestro interior. En vez de matar y enfrentarnos con el dragón, entablemos diálogo con él (al parecer son grandes habladores y dominan muy bien la oratoria) y así, comprendamos e integremos que en realidad, más que un obstáculo hacia nuestro objetivo, es una parte de nosotros, es nuestro compañero.

 

El mensaje para el mes de abril 2016: La abeja.

 

“No todo es hiel”

      Tras el mensaje del Oso y el Ciervo, abril nos trae el mensaje de la Abeja. Un insecto cuya enseñanza es muy profunda. Ella es la gran productora  de ese oro tan dulce y delicioso que es la miel. Nos trae el mensaje de que la dulzura está en todo, en todo lo que existe y es, y aunque estos meses hayan sido algo duros para nosotros, estamos ya en abril, hay flores y la primavera se vive llena de colores. Nos da un toque para reflexionar sobre nuestra capacidad de extraer la dulzura y la miel de todos los momentos, de todas las situaciones, porque afortunadamente, no todo en la vida es hiel.

Aparte de traernos este mensaje, nos enseña que podremos lograr todo lo que deseemos por medio del duro trabajo y el esfuerzo. Si estás comenzando un proyecto o tienes en mente dar ese cambio o ese paso que sabes que necesitas, pero no te has atrevido a dar, ella te anima que te pongas a trabajar duramente y de inmediato sin pensar en los mañanas. Trabaja duro constantemente desde hoy, y cuando menos te lo esperes, habrás cumplido tu meta y tu objetivo. Por eso nos hace reflexionar sobre si estamos haciendo todo lo que está en nuestras manos para sacar adelante aquello que deseamos. Nos hace preguntarnos si estamos disfrutando de cada momento de nuestro día, de cada instante, sacando toda la dulzura y la miel que reside en cada uno de esos momentos. Porque todos, tienen ese néctar de la vida.

En medio de estos días soleados que se mezclan con lluvias y frío, la vegetación crece exuberante. Y tanto en los días con sol y temperaturas agradables, como en los fríos y lluviosos, se encuentra la miel de la vida. Saca la miel al mes de abril y sigue los pasos de la abeja.

El mensaje para el mes de marzo 2016: El Ciervo.

El mensaje que nos traen los Animales en este mes de marzo se centra luchar por nuestros sueños y reconstruir nuestra integridad. Un proceso que en muchas ocasiones viene de la mano del saber decir que “no”, y de poner límites en nuestra vida. De este modo tenemos el poder de decidir qué entra en nuestra vida y qué no tiene paso. Nos habla de que quizás debamos de revisar nuestros niveles de actividad-pasividad. ¿Hemos sido durante febrero excesivamente pasivos? O por el contrario ¿No hemos sabido canalizar esa energía activa y expansiva? Si recordamos el oráculo de febrero, los pasos del Oso nos guiaban a re-conectar de nuevo con nuestro interior y revisar nuestro propio ser. Esto podríamos interpretarlo como que aún no era el momento de salir de la cueva, para así  madurar un poco más nuestros pensamientos, ideas, proyectos…etc. Con la llegada de marzo se acerca el momento de definir y establecer límites sobre lo que queremos en nuestra vida, esto en sí mismo, es un proceso de regeneración y de renacimiento.

Justo ahora, con el progresivo despertar de la Naturaleza tras el invierno, se inicia nuestra regeneración que viene seguida de una expansión ¿Se acercan nuevos proyectos en este mes? El Ciervo te invita a que los tomes con fuerza y no temas a esos principios, que sabemos que siempre nos generan “miedo” o incertidumbre. Si nos hemos dado cuenta y vamos hilando oráculo por oráculo, los animales nos están llamando a la sincronización con las energías y ciclos naturales.

Por último, no debemos de olvidar un gran aspecto de este Animal lleno de fuerza, fortaleza y nobleza: Su capacidad de sacrificio y el servicio por la comunidad. Este mes el Ciervo nos invita a pensar si estamos cargando con todo el peso sobre nuestros hombros o si por el contrario, no hacemos nada por los demás. Un ser tan noble y majestuoso nos invita a la humildad y al saber reconocer la ayuda y el servicio a los demás con honor y gratitud. Dejemos que una de las criaturas más bellas del bosque nos guíe con sus sigilosos pasos a través del sendero.

Mensaje para el mes de febrero 2016: El Oso.


“Ten la fuerza y el coraje necesarios tanto para bajar a la cueva y dormir (retirarte), como para despertar y hacer realidad tus  sueños.”

Febrero se presenta como un mes en el que nos debemos dejar guiar especialmente por nuestra intuición porque no nos va a fallar. Solo debemos de escuchar esa voz interior que proviene de lo más profundo de cada uno de nosotros. Tenemos que atrevernos a seguir ese eco que surge de la profundidad de la caverna. Esto es la proposición de un viaje hacia nuestro interior, hacia la profundidad de la tierra donde el silencio y la quietud reinan. En este sentido el Oso también nos invita a alejarnos de los ruidos, de la actividad. Nos propone en cierto modo un periodo de hibernación y de inactividad (momento de introspección meditativa) del que saldremos totalmente renovados. En realidad es una oportunidad para hacer revisión de lo que ha sucedido hasta ahora y nos preguntemos qué queremos, si estamos a gusto con el ritmo o el camino que llevamos etc. Es un “poner las cartas sobre la mesa” y reflexionar con paciencia sobre las alternativas o las soluciones posibles. No podemos olvidar que desde el silencio y la soledad aparecen las respuestas que estamos buscando. Descendiendo a la cueva podemos encontrar nuestros tesoros escondidos y nuestro potencial, del que eramos totalmente desconocedores. Es el re-descubrimiento de nuestro propio ser.

Por otra parte, su mensaje puede querer decirnos que ya es hora de despertar y que hemos pasado demasiado tiempo ensimismados y en un sueño profundo. Es hora de actuar con valor y fuerza después del periodo de inactividad. Es momento de llevar a cabo y hacer realidad todos esos sueños que hemos vivido mientras que estábamos hibernando en la cueva donde ni el espacio ni el tiempo estaban presentes. Nos dice “Despierta y toma cartas sobre el asunto” Un periodo de retiro y soledad está bien y es beneficioso pero todo en exceso es negativo, por lo que ahora toca poner en práctica lo aprendido, porque tu puedes con ello y tenemos al Oso de nuestro lado.