Los Grados en la Wicca Correlliana.

 

Primer Grado en Wicca Correlliana.
1
El Primer Grado dota al estudiante de los conocimientos básicos acerca de la Wicca y las prácticas que ésta conlleva como camino espiritual. En él, se aprende a reconocer y celebrar los ciclos de la naturaleza, integrándolos en el día a día a la vez que se estudian aspectos básicos como el montaje de un altar, el trazado del círculo mágico, el trabajos con los elementos, trabajar con los dioses y establecer un vínculo con ellos, realizar invocaciones correctamente e interpretar augurios, así como los aspectos básicos de la magia con hierbas y cristales. Paralelamente, se trabaja en el desarrollo de las habilidades mágicas y el psiquismo mediante una serie de ejercicios prácticos a realizar con cada lección. Si el estudiante supera todas las lecciones con éxito y los cursos complementarios de este Primer Grado, podrá ser iniciado, siempre y cuando exista una recomendación previa por parte de su mentor.
 ***
Segundo Grado en Wicca Correlliana.
2
       El Segundo Grado proporciona un amplio abanico de saberes que puede utilizar a lo largo de su camino espiritual, como la cartomancia, la fisionomía, la astrología, la numerología, distintos alfabetos mágicos… Además, el estudiante deberá aprender a diseñar rituales y oficiarlos en público si es necesario, incluyendo sabbats, esbats y ritos de paso, ya sea ante gente pagana como con personas de otras creencias afines al paganismo. Los ejercicios prácticos siguen teniendo una especial importancia en cada lección, en los cuales se proponen diversos retos para trabajar con nuestras energías de forma avanzada.
 ***
Tercer Grado en Wicca Correlliana.
3
      El Tercer Grado es el más complejo de todos ellos y conlleva un profundo trabajo avanzado a nivel interno. Entre todas las cosas que el estudiante debe saber realizar al terminar sus estudios, destaca el uso de la voz mágica, la realización de oráculos canalizados, el uso de la magia del tiempo y la capacidad de caminar entre Mundos. Al igual que en los dos grados anteriores, la práctica mágica tiene una especial importancia en todas las lecciones, debiendo realizar el estudiante un trabajo intenso con su sistema energético como parte de su entrenamiento. Si los estudios de Tercer Grado son finalizados con éxito y su mentor lo considera oportuno, el alumno podrá optar a la iniciación como Sumo Sacerdote o Suma Sacerdotisa.