Cuando la ciencia y el esoterismo caminan de la mano.

Esta vez el artículo de Cristal de Bruja va a ser algo diferente respecto al resto. Vamos a hablar sobre algunos comentarios que me parecen muy interesantes sobre una entrevista que hicieron a Nicholas Pearson, un especialista y amante de los cristales y minerales que ha dedicado más de 20 años de su vida a su estudio.

Cuando leí por primera vez la entrevista me llamó la atención muchos aspectos de la misma. ¿Por qué? Porque no solo es un amante de los cristales desde el punto de vista energético y espiritual, sino que científicamente ha dedicado su carrera al estudio de los mismos cursando los estudios universitarios de Ciencias Minerales en la Universidad de Stetson.

Durante este artículo parafrasearé algunos aspectos muy interesantes de la entrevista publicada en Patheos.com por Mat Auryn . ¡Comencemos!

La entrevista comienza duro cuando le preguntan: “¿Cuándo te diste cuenta de que trabajar con cristales no era solo un placebo psicologíco sino que en realidad funcionaba?” Esta pregunta me pareció realmente interesante puesto que Pearson es un estudioso del mundo mineral desde el punto de vista estrictamente científico y esto no ha supuesto para él ningún tipo de problema al poder ver los minerales como aliados y cuerpos energéticos con los que podemos interactuar. Él, ante esta pregunta, responde que antes de acercarse al estudio científico de los cristales y los minerales con sus estudios universitarios, ya había tenido un acercamiento a ellos desde la visión espiritual y esotérica. De modo que antes de que su mente consciente se pusiese a juzgar lo que experimentaba, ya se había abierto a la experiencia de que las piedras por sí solas le hablasen y le diesen mensajes. A esto añade que ha tenido ya muchas experiencias experimentando lo mágico o milagroso del poder del reino mineral, ya no solo en él mismo sino en otras personas, además de “haber contrastado” sus experiencias con estudios publicados sobre la eficacia de los cristales.

Otra de las preguntas que me llamaron directamente la atención fue la de: “¿El color afecta a las propiedades energéticas de una piedra”?. A esto, él comenta que usar las correspondencias del color ayuda mucho y que es un gran punto de partida, pero que no lo es todo. Comenta que si se compara la estructura del cristal de cuarzo y de la amatista, su estructura y otras propiedades son fundamentalmente iguales. La única diferencia radica en que  la amatista contiene una pequeña cantidad de hierro que a su vez ayuda a que la piedra tenga unos colores u otros, además de contar con sus diferente proceso de formación. Pearson afirma que el color de la piedra en términos de significación energética, solo supone un 1/14th de la energía total de la piedra. Menciona además que el modelo de correspondencias de colores en las piedras parte del sistema de colores de los chakras, y que su vinculación directa con el mundo mineral es relativamente reciente (desde el 1977). El color entonces proporciona muchas pistas, pero no podemos olvidar que tiene una serie de efectos psicológicos en nosotros mismos, de modo que tampoco podemos dejarnos llevar solo y exclusivamente por las energías y propiedades que un color imprime en una piedra.

La tercera pregunta que me llamó mucho la atención fue la de: “¿Qué determina las correspondencias de un cristal y sus propiedades mágicas?” 

Afirma que la forma, la textura, el color, la apariencia y otras características físicas han sido tradicionalmente los parámetros en los que se ha movido el ser humano para aplicar una serie de capacidades mágicas o no a determinadas piedras. Pero invita a ir más allá de ese marco de correspondencias y de apariencia física. Menciona el caso de la malaquita, la criscola y la turquesa, aliados que se han usado desde el principio de los tiempos como eficaces para la magia con el amor. Ahora bien, curiosamente si analizamos químicamente estas piedras nos percatamos de que cada una de estas contiene cobre, un metal que de nuevo, ha estado directamente vinculado al amor, a Venus y al romance. Existe entonces una cierta conexión entre la ciencia mineral y las aplicaciones mágicas y espirituales.

La siguiente pregunta que me gustó mucho versa sobre la limpieza o no de los cristales. Algo que da dolor de cabeza a muchos, dado que hay manuales que dicen diferentes cosas respecto a un mismo mineral. Este es el caso del citrino, que como ya vimos en el anterior artículo, algunos  afirman que debe de ser limpiado, mientras que otros dicen que no, que para nada. Que incluso es un agente activo limpiador.

Pearson respecto a esto comenta que la limpieza mineral se trata más de borrar un lienzo, una pizarra, que contenía una información, que ahora no nos sirve para nuestro nuevo propósito. Parte de la idea de que son receptáculos de energía y de información que podemos grabar con nuestra intención, conservando en mayor o menor medida posible esa “huella” energética que dejamos sobre nuestro aliado cuando le estamos programando. De modo que si quieres manifestar un objetivo en concreto y la pizarra (mineral) está ya escrita y no tienes hueco para añadir la nueva información, lo lógico es que la limpies para que además, sea mucho más limpio, directo y específico el trabajo que queremos lograr.

Respecto a esto afirma que los cristales no son baterías, sino que por su naturaleza de tender a equilibrar, si ponemos energía, algunos de ellos la expulsarán (en vez de almacenarla). Menciona que guardan en cierto modo “una huella energética” anterior, pero no queda impresa para siempre (por eso la necesidad de re-programarlos). Compara los cristales con los dispositivos móviles que puede soportar cualquier aplicación que le instalemos. Un móvil  puede hacer casi cualquier cosa, pero somos nosotros quienes programamos conscientemente esas instrucciones.

¿Crees que los cristales son seres espirituales o albergan un espíritu en su interior?”

Esta pregunta tan comprometida y controvertida me pareció fascinante. Menciona que esta creencia tiene como origen las religiones animistas, donde la Divinidad está en todo lo que existe y es. Por lo tanto, partiendo de esta idea, claro que los minerales y los cristales tiene un espíritu dentro: la misma Divinidad. Ahora bien, afirma que bajo su experiencia, todos los minerales tienen un espíritu o conciencia, además hace hincapié en que justo la relación con sus espíritus es lo que nos va a enseñar verdaderamente sobre la piedra en particular.

En esta pregunta menciona también un tema controvertido, y es el de las piedras de laboratorio, tan famosas como se han vuelto ahora. Respecto a esto la posición de Pearson es que no tienen espíritu, pero que se pueden comportar como un vehículo o un hogar para albergar servidores artificiales etc, etc.

Por último, se menciona algo que nos ha pasado a todos. ¿A quién no se le ha roto un cristal, ve que está picado, que se ha dañado etc, etc?. Pues esta es la siguiente cuestión que se trata en la entrevista. La pregunta concreta es: “¿Cortar o pulir una piedra cambia su energía?”. 

A esto responde que básicamente no se puede hablar de un cambio de energía por cambiar levemente la forma del cristal, porque alega que la energía del cristal no reside tanto en la forma sino en la composición. Ahora bien, si que se menciona que la estructura de los cristales influyen en la distribución de la energía dentro del mismo. Es decir, pulir una piedra por ejemplo, no cambia la esencia de la energía, ni la energía misma, pero si la forma en la que ésta se distribuye, por lo tanto si se afecta al campo energético de la piedra.

Estas son las preguntas que más me llamaron la atención dentro de la entrevista. En realidad es muy interesante porque nos habla alguien que ha estudiado a los minerales desde un punto de vista exclusivamente científico, y desde un punto de vista espiritual esotérico. Y en ocasiones, más que contradecirse el discurso, se complementa y se apoya un camino con otro.

Quería dar del mismo modo muchas gracias a Mat Auryn por darme permiso para usar la entrevista y poder escribir esta entrada. Accedió sin ningún problema a que pudiese usarla y traducir determinados aspectos que me parecían muy interesantes.

Si quieres acceder al artículo original pincha el siguiente enlace: Nicholas Pearson and The Magic Of Crystal. 

Si quieres conocer más de Mat Auryn pincha el siguiente enlace: About Mat Auryn

 

Rvd. Tiné Estrella de la Tarde.

Sobre el citrino, sus propiedades y algunos comentarios.

4-Star_Crystal.png

De todos los minerales y cristales que he adquirido recientemente uno de los que más me han sorprendido ha sido el citrino. Ya me habían hablado muy bien de él, pero ya sabéis que como experimentar algo uno mismo no hay nada. Al principio mis expectativas no eran muy buenas porque no suelo tener afinidad con piedras solares, proyectivas o asociadas al elemento fuego. Pero con el citrino me pasó algo completamente diferente. Algo que me sorprendió mucho a mí mismo porque de la nada, sentí una conexión inmediata con este compañero. Además, ya no solo sentí esa conexión con el ejemplar que yo mismo elegí, sino que sentí esa conexión y magia con todos los citrinos que tenía delante de mi. Como si se tratase de bengalas o baterías de energía, parecía que  irradiaban un poder y una energía “electrizante” no sé si me explico.

Al igual que con otras piedras solares y proyectivas he podido sentir más el fuego, con el citrino siento y sentí una energía electrizante. Casi podía oír la tensión y la conducción de la electricidad del ambiente cuando hay mucha tensión eléctrica. Es por eso para mi una piedra estrechamente relacionada con la electricidad, que según algunas tablas elementales más elaboradas dicen que es una combinación entre el aire y el fuego. Y justo así siento al citrino, una combinación entre los elementos aire y fuego que dan lugar a la electricidad. En cambio si consultamos manuales tradicionales de minerales y piedras, el citrino aparece directamente asociado con el elemento fuego, sin más.

Si consultamos la famosa obra de Scott Cunningham “Enciclopedia de cristales, gemas y metales mágicos” los datos que se aportan sobre el citrino son los siguientes:

  • Energía: Proyectiva.
  • Planeta: Sol.
  • Elemento: fuego.
  • Poderes: Prevención de pesadillas, protección y psiquismo.
  • Usos mágicos: Se usa de noche para desterrar el miedo y evitar pesadillas para asegurar un buen descanso. El citrino en forma de cuarzo también se usa para facilitar la conciencia psíquica.

Bien, esta es la tabla de correspondencias que aparece en la obra de Cunningham que podemos comentar. He visto en muchas ocasiones la combinación del citrino y la amatista y curiosamente ambas piedras comparten justo dos usos mágicos o poderes que aparecen en esta tabla. Primero la prevención de pesadillas (conciliar bien el sueño) y el psiquismo. Al menos dos de estas dos habilidades y poderes son principales de la amatista.

Ahora bien, de manera personal me chocó leer esto  porque no son propiedades que yo sienta que vibren en mi, cuando me acerco al citrino. Esto quizás pueda deberse a que directamente quedé muy marcado por esa primera experiencia que tuve con el citrino. Pero si tuviese que mencionar al menos tres propiedades o poderes que yo haya sentido que tiene el citrino, en ningún momento mencionaría el poder de prevenir pesadillas y el psiquismo. Esto es algo que como ya digo, me chocó mucho al leer la obra de Cunningham. De hecho, desde mi experiencia, la propiedad con la que en cierto modo puedo estar más de acuerdo según lo vivido y experimentado es su carácter protector, en tanto en cuanto lo relaciono con la electricidad, los rayos etc, etc. Y poder confeccionar un escudo de rayos o una barrera de electricidad a muy alto voltaje, es una muy buena forma de confeccionar un espacio de protección. Poder hacer  portar un escudo eléctrico portando citrinos es una muy buena idea si quieres usarlo como protección.

Crystal_uncommon.png

Si seguimos analizando cómo ha sido tratado el citrino en otras obras sobre minerales nos encontramos con la obra de Gloria Taboada “Gemas, magia, misterio y curación”. En este manual, sí le dedican mucho más espacio al citrino. Mientras que Cunningham le dedica apenas un párrafo, Gloria Taboada, dedica al menos una página y media aportando información muy curiosa.

Por una parte nos informa que su nombre procede del latín  haciendo referencia directa al limón. Hace comentarios del tipo histórico mencionando que las legiones de Julio César portaban en su pecho citrinos al creer que les salvaba en los campos de batalla. También hace alguna alusión vaga sobre los celtas diciendo que también atribuían al citrino “energías especiales”. Por último comenta que en la Atlántida era una piedra usada para focalizar energías, siendo conocida como la piedra de la luz del sol y de la vida.

Respecto a las propiedades mágicas que son las que nos interesan, menciona que aporta:

  • Individualismo
  • Confianza.
  • Determinación.
  • Creatividad
  • Buena combatiendo fobias, depresiones, o manías.

Queda asociado a los chakras raíz y garganta y se comenta que sea evitable combinarlo con cuarzo, porque puede causar quemaduras.

Los signos a los que se asocia son: Géminis, virgo, cáncer, leo, escorpio y sagitario.

Respecto a la limpieza, nos recomiendan lavarlo siempre después de cada uso.

Daily_Crystal.png

Por último, analizaremos el papel que se le da en la famosa “Biblia de los Cristales” de Judy Hall. Si alguien conoce esta obra sabrá que es una de las más completas, al menos desde mi punto de vista. Aunque todos conozcamos a Cunningham y sus guías sobre cristales y hierbas (que son fabulosas) en ocasiones se quedan cortas, demasiado. Ya hemos visto como en el caso del citrino apenas menciona un párrafo sobre él. Mientras tanto otras obras que quizás no hayan tenido tanto impacto, dedican al citrino más de una página. En el caso de la “Biblia de los Cristales” al citrino le dedican ni más ni menos que cuatro páginas.

Las propiedades que Judy Hall cita del citrino son las siguientes:

  • Poder limpiador y regenerador.
  • Incorpora el poder del sol.
  • Energiza cualquier espacio o cosa con la que entre en contacto.
  • Protectora en tanto que absorbe, transmuta, disipa y conduce a la tierra la energía negativa.
  • Atrae todo tipo de cosas buenas.
  • Potencia en uno mismo la capacidad de compartir con los demás.
  • Aporta alegría eliminando la tristeza y la negatividad.
  • Eleva la autoestima y la autoconfianza. Es muy útil para personas muy sensibles a las opiniones de los demás, a los ambientes y a las influencias externas.
  • Potencia la individualidad, la motivación y anima a la autoexpresión.
  • Te mueve a actuar y a actuar desde una actitud positiva.
  • Potencia la concentración y la creatividad. Es muy buena ayudante para los periodos de estudio.
  • Imparte vigorosidad y energía a nuestro cuerpo físico.

En cuanto a la limpieza se afirma que no necesita limpieza alguna, algo que choca directamente con lo que Gloria Taboada nos comentaba.

De los tres autores mencionados antes de leer nada sobre el citrino, todo lo que sentí y percibí tiene mucho más que ver con las descripciones que aporta Judy Hall y en segundo lugar con el trabajo de Gloria Taboada. Aún así, ninguno de los tres menciona la electricidad, algo que es una visión  y experiencia que yo tengo, que a su vez está muy directamente relacionada con las propiedades y principios activos que Judy Hall menciona.

El citrino se ha convertido en uno de mis aliados. Soy una persona muy sensible que a veces se ve muy afectada por ciertos aspectos que me sobrepasan. El citrino es un gran aliado para la autoexpresión, para trabajar la individualidad, la autoestima y la autoconfianza desde una visión mucho más proyectiva. ¿Por qué menciono esto? Porque he trabajado la autoestima y la autoconfianza desde piedras como el cuarzo rosa y he sentido que son energías más pasivas y menos activas. Mucho menos proyectivas. El citrino te empuja a moverte, te motiva, te lanza a la acción de una forma más directa, más vigorosa, sin pensar tanto, sin mediar tanto. Te mueve a la acción casi de inmediato. Algo que no me ha sucedido hasta ahora con el cuarzo rosa que en alguna ocasión he sentido que me provocaba autocompasión, sentía comprensión, amor y compasión, pero no me movía a la acción, sino que en cierto modo perpetuaba en mi ese estado de inacción. En cambio el citrino sí que me ha lanzado a la acción en muchos aspectos de mi vida.

Mágicamente hablando me parece una aliado esencial como elemento protector, para levantar defensas, generar vórtices energéticos que defiendan espacios, portar escudos eléctricos etc. También me parece un buen aliado para limpiar cosas y espacios por su capacidad de absorber, transmutar, disipar y conducir energía negativa o estanca. Lo que toca lo pone en movimiento, no energiza y lo remueve de inmediato.

Esta es mi experiencia con el citrino y espero que os haya gustado.

Bibliografía.

  • CUNNINGHAM, Scot. Enciclopedia de cristales, gemas y metales mágicos.
  • TABOADA, Gloria. Gemas, magia, misterio y curación.
  • HALL, Judy. Biblia de los Cristales.
  • Libro de las Sombras de Tiné Estrella de la Tarde.

 

Rvd. Tiné Estrella de la Tarde.

La magia de los lapidarios.

Crystal_electro.png

En la Antigüedad muchas veces lo que podríamos denominar como “magia” no tenía distinción alguna de lo que conocemos como medicina o “proto medicina”. Cuando nos acercamos a estudiar la magia nos percatamos de que en la mayoría de los casos (al menos en la antigüedad) vemos que la “magia curativa” no suele ser legislada (en contra) porque desde un primer momento era considera por el poder como supersticiones y supercherías. Es más, curiosamente luego en la Edad Media y en la Edad Moderna, muchos de los casos de brujería, no eran más que casos de sanación y uso de encantamientos mágicos para sanar por medio de determinadas oraciones y cantos, donde existían los principios activos de algunas plantas y minerales.

Cuando uno se acerca a estudiar los textos de medicina en la antigüedad ve que las plantas y los minerales se usan siempre en la elaboración de remedios curativos junto con una serie de ensalmos y recitaciones especiales. Vemos entonces por una parte el  el poder  reside en lo físico (las propiedades de la piedra y de la planta) pero también en la recitación de la palabra.

Al margen de la conocida curación por medio de plantas también nos encontramos la curación por medio de piedras y gemas. Piedras y gemas que se usaban en combinación con plantas o de forma individual junto con algunos encantamientos especiales. Ahora bien, la curación por medio de minerales y gemas tiene un toque esencialmente diferente. Si bien la curación por plantas afecta directamente a la dolencia, la curación por medio de gemas tiene el poder de prevenir que un mal concreto no se acerque a ti, no lo sufras.

El uso y aplicación de estas gemas y plantas se entiende a través de la simpatía universal, donde todo el cosmos está conectado, de manera que se creía que actuar sobre una pequeña parte, tiene efecto sobre la esencia y sobre el todo (¿a qué os suena esto?). Las piedras, por debajo de las plantas, participan entonces en esta cadena de poder y de simpatía universal a través de una serie de correspondencias como el color, la apariencia y la forma, el planeta asociado, las constelaciones zodiacales, la etimología de la palabra o su conexión con una determinada divinidad. De esta forma se pensaba que así, tenía las cualidades de la misma (divinidad, color, planeta, constelación zodiacal)
¿Dónde nos encontramos este saber mágico-medicinal de las piedras y las gemas? En los lapidarios. ¿Qué son los lapidarios? Son textos que recogen el poder de las piedras como parte de ese sistema mágico de simpatía del que hemos hablado, pero también son de carácter mineralógicos y astrológicos. De hecho uno de los lapidarios más famosos y mas traducidos fue el lapidario de Ciránides mandado traducir por Alfonso X, El Sabio, que  después será ampliamente usado en el Renacimiento como obra de referencia en este ámbito ocultista-medicinal.

lapidarios (1)

Lapidario de Alfonso X el Sabio. El Escorial, Monasterio, ms. h.I.15 (detalle del folio 34ra) Lado izquierdo facsímil de 1881, lado derecho facsímil de 1982

En cuanto a su uso,  las piedras y gemas generalmente son talladas, reciben inscripciones específicas, se hacen polvos de ellas, se portan, se esnifan, se beben etc, etc. También se creía que con independencia de si recibían inscripciones o no, tenían poder por si mismas, pero también encontramos lapidarios que defienden la idea contraria, de modo que la piedra adquiere poder justo cuando recibe la inscripción y el grabado, no antes. En estos últimos casos nos encontramos de nuevo con la importancia del poder de la palabra sobre el objeto mismo. Así, sin el encantamiento, no hay poder alguno, no residiendo el poder mágico en el objeto en sí, sino en la palabra del actante.

Crystal_rare.png

 

Fuentes:

-Apuntes personales de Rvd. Tiné Estrella de la Tarde.

Fuentes Web.

-http://ecdotica.hypotheses.org/1287

 

 

Rvd. Tiné Estrella de la Tarde.

Cristales oscuros y el Sendero de la Sombra.

Todos tenemos un yo-sombra que es parte
de nuestra realidad total.
El yo-sombra no está aquí para lastimarnos
sino para señalar nuestros vados.
Cuando acogemos a la sombra, ésta sana.
Cuando sana, se convierte en amor
Cuando aprendamos a vivir con todas nuestras
cualidades opuestas, viviremos nuestro yo total,
al igual que el mago. (Chopra, 1995)

 

El universo vibra y nosotros vibramos con él. Las aguas fluyen por los ríos, arroyos y océanos. Hasta las aparentes inamovibles e incorruptibles montañas de piedra maciza están sometidas al cambio. Nosotros mismos al igual que el Todo somos esclavos de nuestra vibratoria y transformadora naturaleza . Este carácter vibratorio y universal no podría existir sin el principio de polaridad que reside en todas las partes del cosmos. Luz y oscuridad, vida y muerte, una eterna dicotomía que vive en todo y por supuesto en nosotros mismos. Esta dualidad hace que experimentemos situaciones de evolución y otras de introspección en las que nadamos en nuestro propio océano de sombras.

Existe una recóndita parte escondida dentro de nosotros mismos llamada el “yo sombra”. En ocasiones es escondido, encarcelado y avergonzado, temeroso de salir. Pero como dice Deepak Chopra en su obra El sendero del Mago,  el yo sombra posee un gran poder sanador, una sanación que viene otorgada tras el recorrido del sendero de la sombra, el dolor y el aprendizaje. En ocasiones es temido, un temor fruto del desconocimiento, pues el yo sombra nos sitúa enfrente de nuestros miedos, debilidades e inseguridades para poder enfrentarlas, para poder evolucionar.

Imagen 1 art11.jpg

Para este proceso oscuro y transmutador existen determinados cristales y gemas que poseen poderes y cualidades que ayudan y favorecen esta transición. En ocasiones dichos cristales pueden llegar a ser temidos por sus potentes efectos y por sumergirnos de lleno en ese mar de sombras donde se encuentra escondido nuestro yo-sombra. Habitualmente estos cristales y piedras mágicas poseen tonalidades muy oscuras o son completamente negros, en ocasiones al observarlos fijamente evocan a la idea de la antigua nigredo, un poderoso proceso alquímico que transmuta la materia prima, para generar otra superior. Y es precisamente la cualidad transmutadora la que reside en muchos de estos cristales oscuros.

La Obsidiana, ese poderoso cristal oscuro fraguado en el seno de los imponentes volcanes es un excelente depurador. Aunque son muchas sus facultades mágicas, en esta ocasión nos atañe indagar sobre su cualidad transmutadora que ayuda en los procesos de introspección personal. Su gran poder no tiene fronteras, dicen que nada escapa a “los ojos” de este cristal oscuro, pues saca a la luz la verdad aunque esta sea desagradable. Nos hace enfrentarnos contra nuestros miedos y debilidades, nos sirve de guía entre “las sombras”. Son muchas las personas que tratan con precaución esta enigmática piedra ya que sus poderes y efectos suelen manifestarse con gran potencia. Es por ello que muchos recurren a una “versión” de la obsidiana mucho más “suave”, la lágrima de Apache. Este mineral tiene la capacidad de generar energías muy parecidas a la obsidiana pero con una menor intensidad, por lo que su uso es mucho menos “incómodo”. La leyenda cuenta que estos minerales derraman lágrimas en tiempos de dolor (Hall,2006).

La turmalina negra aunque comúnmente se use con fines protectores y purificadores, también es una excelente aliada en aquellos procesos internos de cambio y reflexión. En tiempos difíciles y turbulentos la turmalina negra nos señala el camino correcto. Elimina los bloqueos energéticos y nos proporciona una mirada clara y racional frente a situaciones difíciles.

Aunque son muchos los cristales y gemas oscuras que poseen cualidades mágicas transmutadoras como el ónice negro o la astrofilita, cerraremos este particular “grupo de cristales oscuros” con una auténtica joya de la Madre Naturaleza, un cristal oscuro poco conocido pero con un gran poder, el cuarzo morión. Dicho cristal suele formarse con formas de puntas cristalinas “láser” de la cual hablamos en el anterior artículo “Formas cristalinas : cualidades energéticas”.  Esta determinada forma junto a sus cualidades mágicas convierten al cuarzo morión en un excelente canalizador de “energía negativa”, absorbe la energía negativa del portador de la piedra  y la expulsa por su punta, lanzándola fuera del cuerpo de esa determinada persona. Es recomendable focalizar la energía expulsada por esta piedra a la tierra para que la Madre Naturaleza transmute sabiamente la energía expulsada.

Tabla de correspondencias para rituales y meditaciones con el “yo sombra”

mediante cristales oscuros.

Correspondencias art11.jpg

 

Elbrus Hara

 

Bibliografía

  • Hall, J. (2006). La biblia de los cristales, volumen 1. Madrid, España: Gaia Ediciones.
  • Hall, J. (2009). La biblia de los cristales, volumen 2. Madrid, España: Gaia Ediciones.
  • Counningham, S.(2005). Enciclopedia de cristales, gemas y metales. Madrid, España: Arkano Books.
  • Cuninngham S. (1983). El poder de la tierra. Madrid, España: Arkano Books.
  • Cuninngham S. (1991).La magia de los cuatro elementos. Madrid, España: Arkano Books.
  • Chopra D. (1995).  El Sendero del Mago. Madrid, España: Cuántica activa.

Recursos online:

Las formas cristalinas y sus cualidades energéticas.

Escondidos en las majestuosas montañas, dormidos en las profundidades de los oscuros océanos, esparcidos en los valles, firmes e imperturbables en las inhóspitas laderas volcánicas. Podemos encontrar destellantes puntas de cuarzo, superficies redondeadas y curvadas de menalita que nos hacen recordar a las mismísimas Venus del paleolítico.  Ásperas y oscuras piezas de basalto, geodas repletas de cristales en su interior,etc.  Los cristales y gemas son múltiples, de igual modo, polifacética y diversa es su naturaleza, origen y forma.

Las formas y estructuras cristalinas son un factor que influye de forma muy directa en el funcionamiento energético de los cristales y gemas. Podemos hacer uso de diferentes formas cristalinas para aumentar el beneficio del uso mágico del mineral, ya que cada forma posee una dinámica o funcionamiento energético diferente. Por ejemplo, no focalizan la energía de la misma forma un conglomerado de puntas de apofilita que una torre natural de selenia. Es por ello que conocer el poder de las formas cristalinas nos ayudará a sacar mayor rendimiento y beneficio del uso de cristales mágicos, además de conocer con mayor profundidad los entresijos del infinito mundo mineral.

A continuación expondremos una serie de formas cristalinas comunes y sus cualidades energéticas.

imagen1.jpg

Puntas cristalinas:

Las puntas cristalinas como pueden ser las de cristal de roca o las de cuarzo ahumado, se caracterizan por poseer una marcada capacidad para focalizar su energía hacia un punto concreto. De ese modo, es común que se hagan uso de este tipo de puntas para generar vórtices energéticos o para sanar. Debido a su estructura, las puntas cristalinas pueden tanto irradiar energía cómo absorberla,  si su uso es correcto, la base del cristal puede absorber la energía y  canalizarla hacia el otro extremo, hacia la punta que irradia y focaliza la energía hacia un punto determinado.

Cristales biterminados:

Los cristales biterminados son auténticas maravillas de la madre naturaleza. Poseen la capacidad de irradiar energía en ambas direcciones. Pero su cualidad más especial es que son capaces de conectar y equilibrar todo el sistema energético, conectado además las dimensiones más “espirituales” con las más “materiales”.

Cristales “gemelos”:

Los cristales llamados “gemelos” dicen que poseen la capacidad para equilibrar las energías de las polaridades de nuestro sistema energético.

imagen2

Geodas:

Las geodas en muchas ocasiones evocan a la idea de un “útero” pétreo y cristalino, pues ellas protegen los cristales que se van fraguando en su interior durante miles o millones de años, formando puntas cristalinas. Energéticamente las geodas concentran la energía en su interior, generando de ese modo una gran cantidad de energía que filtran de forma lenta hacia el exterior, es por ello que es común hacer usos de las geodas con fines protectores y para armonizar grandes espacios.

Conglomerados cristalinos:

Magníficas estructuras de cristal natural que tienen la cualidad de irradiar energía con una gran potencia hacia todas las direcciones. Excelente para realizar purificaciones o limpiezas en grandes espacios.

Cristales “fantasma”:

Los cristales fantasmas se caracterizan por poseer la silueta de sí mismos reflejada en su interior, en muchas ocasiones se presenta con tonalidades claras. Son cristales cargados de magia y misticismo, se dice de ellos que tienen el poder de hacer que su portador evolucione y crezca espiritualmente y energéticamente.

imagen3

Minerales con formas cúbicas:

Excelentes para asentar y fijar energías o propósitos, su estructura nos hace conectar con la tierra, nos calma y nos ayuda a integrar procesos y nuevas energías.  

Minerales esféricos:

Además de irradiar energía de una forma homogénea por toda su estructura cristalina, son excelentes para el trabajo adivinatorio y la clarividencia. Nos conectan con nuestro Yo Superior y facilita el contacto con otras entidades.

Puntas “laser”:

Al igual que las puntas de cristal, las puntas “laser” también irradian energía, pero se caracterizan por focalizar la energía con muchísima mayor potencia y precisión que las mencionadas anteriormente. Son cristales ideales para procesos de sanación y terapias energéticas.

Minerales con formas irregulares:

No es necesario que nuestro mineral posea un perfecta y bella forma, que tenga relucientes puntas o formas geométricas. Un mineral independientemente de su forma, siempre va a irradiar energía, como señalamos en el artículo “Naturaleza Mineral”, todos los minerales poseen una naturaleza interactiva en su sistema energético es por ello que todos transmiten energía.

Elbrus Hara.

Bibliografía:

  • Hall, J. (2009). La biblia de los cristales, volumen 2. Madrid, España: Gaia Ediciones.
  • Counningham, S.(2005). Enciclopedia de cristales, gemas y metales. Madrid, España: Arkano Books.
  • Cuninngham S. (1983). El poder de la tierra. Madrid, España: Arkano Books.
  • Cuninngham S. (1991).La magia de los cuatro elementos. Madrid, España: Arkano Books.

Recursos online:

 

La magia de la sal.

La sal ha estado presente en la vida del ser humano desde tiempos prehistóricos, ha sido un elemento de fundamental importancia para el desarrollo de múltiples sociedades. Aunque la sal ha estado presente en el desarrollo de diversas dimensiones sociales como puede ser la económica y la cultural, ha tenido un destacable protagonismo en en la dimensión religiosa y mágica de múltiples culturas a lo largo de la historia.

Para sociedades prehistóricas la sal era un valioso elemento sagrado, cargado de poderes sobrenaturales. El humano primitivo vio en esta piedra una auténtica manifestación de los poderes divinos al apreciar como los nimios y centelleantes cristales salinos aparecían tras la evaporación del agua marina. Por si fuera poco, estos “misteriosos cristales” se podían consumir, siendo beneficiosos para la salud. A ojos del hombre primitivo  el hecho de que la sal sea la única “roca” o piedra que se puede consumir por el ser humano y que aparezca después de que la evaporación del agua marina eleve el agua “al cielo” suponía una poderosa revelación divina, y como hemos señalado anteriormente era tomado como una manifestación de los poderes sobrenaturales. Es por ello que la sal comienza a usarse desde la prehistoria en prácticas rituales y mágicas cada vez más y con mayor extensión cultural.

Sus propiedades y poderes purificadores tan característicos fueron usados en infinidades de prácticas rituales y en diversas zonas. En el Antiguo Egipto el uso de la sal en ritos funerarios tenía una gran impronta, ya que con ella podían fabricar el famoso natrón, el cual poseía cualidades mágicas orientadas a la purificación y a la limpieza. Además el natrón era usado en los procesos de momificación ya que poseía propiedades que ayudaban a conservar y purificar el cuerpo del difunto y mantenerlo incorrupto, lo cual era de fundamental importancia.

En sociedades aztecas no solo usaban la sal como alimento, sino con fines medicinales, dado que  con ella podían curar afecciones y enfermedades gastrointestinales, dolor de garganta, infecciones e incluso dicen que con ella podrían contrarrestar los efectos de una flecha envenenada. Era un elemento de gran valor para curar  o “limpiar” a aquellas personas que habían sido víctimas del mal de ojo, siendo también útil para desterrar y protegerse de los malos espíritus. Esta tradición en usos rituales y mágicos de la sal acabó expandiéndose por toda América Latina, donde dichas prácticas evolucionaron y se diversificaron. Algunos de sus usos mágicos más conocidos hacen uso de este elemento para proteger a personas o casas de “malos espíritus”, desterrándolos. Del mismo modo ocurre con los maleficios, pues la sal tiene el poder de limpiar y purificar a la víctima de una “brujería”. Además, el uso de la sal para limpiar las casas tiene un efecto que purifica y bendice el domicilio. Cuentan las leyendas que arrojada sobre un brujo que previamente se ha transformado en un animal le impide que recobre su forma humana y no pueda regresar a la “comunidad”.

La sal posee una dualidad en sus cualidades mágicas muy especial y es que su uso puede ser orientado tanto para fines “benévolos” como “maléficos”. Así lo afirman múltiples usos tradicionales de la sal en América Latina. Uno de los usos mágicos más comunes de la sal para dañar a otros a nivel energético es conocido como “salar a una persona”, consiste en echar sal sobre una foto de la persona en cuestión, sobre su domicilio, sobre su empresa o habitualmente echar la sal por debajo del portón de su casa. También el uso mágico de la sal con fines dañinos es usado para “repeler” a aquellas personas inoportunas o indeseables que se acercan a nosotros. Es importante señalar que la información presente en este artículo tiene un carácter puramente informativo en base a los usos mágicos tradicionales de la sal, en el Templo del Árbol Blanco defendemos firmemente la rede y su máxima “haz tu voluntad sin dañar a otros”.

A continuación explicaremos cómo elaborar dos sencillas y prácticas recetas mágicas con sal:

Sal negra

Usada principalmente para repeler las energías dañinas, la sal negra es un elemento indispensable para aquellos que se adentren en el mundo de la magia. Protege contra maleficios y maldiciones. Su proceso de elaboración es sencillo:

⅔ de sal marina.

⅓ de elementos protectores: cenizas de plantas protectoras como ( ruda, romero, laurel, pimienta, salvia…etc) más un poco de oxido de hierro.

Sal lunar

La sal lunar es un elemento que actúa como potenciador en rituales lunares, posee propiedades purificadoras y facilita la conexión y sintonización con La Diosa.

⅔  de sal marina.

⅓ de polvo de selenita y flores de saúco machacadas.

 

Elbrus Hara.

BIBLIOGRAFÍA

  • Eliade, M. (1964). Tratado de historia de las religiones. Madrid, España: Ediciones Cristiandad.
  • Hall, J. (2009). La biblia de los cristales, volumen 2. Madrid, España: Gaia Ediciones.
  • Counningham, S.(2005). Enciclopedia de cristales, gemas y metales. Madrid, España: Arkano Books.
  • Cuninngham S. (1983). El poder de la tierra. Madrid, España: Arkano Books.
  • Cuninngham S. (1991).La magia de los cuatro elementos. Madrid, España: Arkano Books.
  • Wörrle B. (1999),De la cocina a la brujería. Quito, Ecuador: ABYA-YALA.Recursos online:
  • https://es.wikipedia.org/wiki/Historia_de_la_sal

 

La Piedra del Rayo: Historia y usos mágicos.

Dientes de hada, flechas de trueno, piedra de la tormenta, son solo algunos de los múltiples nombres que hacen referencia a la misma piedra. Una poderosa piedra que ha suscitado tanto  temor como ambición por poseerla desde los albores de la humanidad, se trata de la piedra del rayo.

Cuenta la leyenda que las piedras rayos provienen del cielo, siendo el propio trueno las que las deposita en la superficie de la tierra cuando colisiona con la superficie terrestre. Tan solo es una de las muchas leyendas y mitos que rodean a esta famosa piedra, venerada en múltiples culturas a lo largo del tiempo.

Las piedras rayo se caracterizan por poseer una forma puntiaguda y alargada, muchas se originan en la propia naturaleza pero otras fueron fabricadas por la mano del hombre, como piedras y hachas de sílex del paleolítico. Principalmente es el sílex el mineral que las compone, pero también se han encontrado piedras del rayo elaboradas con basalto, sílice, piedras volcánicas e incluso ambar (ver figura nº1).

Imagen 1 art8

(Fig número 1: ejemplo de piedra rayo)

    Para culturas prehistóricas suponía una auténtica hierofanía, una manifestación en sí misma de los poderes sobrenaturales, el hecho de encontrar y poseer una de estas preciadas piedras, ya que dichas piedras no solo poseían cualidades mágicas, con ellas podían proporcionar recursos y comida a la tribu mediante la caza, además podían defenderse con ellas frente a una posible amenaza. Esto dota a dichas piedras de una fundamental importancia ya que era la posesión de las mismas la que determinaba la supervivencia o la muerte del grupo. Es por ello que durante siglos y milenios se va fraguando un halo de poder e importancia alrededor de esta piedra.

También en la prehistoria, sociedades animistas asociaban el poder y la influencia de esta piedra sobre el mundo de los espíritus. Se dice que la piedra rayo portaba dentro de sí misma un espíritu “benefactor” que proporcionaba ayuda a su portador. Además con este instrumento, culturas prehistóricas se enfrentaban y expulsaban a espíritus que pretendían hacerles daño.

Como hemos señalado anteriormente, en muchas ocasiones las piedras rayo eran hachas de piedra, hachas que poseían un poder tanto terrenal como divino. Aquel que portaba una  de estas piedras poseía un estatus mayor dentro de su comunidad. El culto a las hachas y a este tipo de piedras se manifestó en culturas como la mesopotámica e incluso en la celta, en la cual creían que las piedras rayo alejaba el mal. También los etruscos consideraban de gran importancia la posesión de este tipo de piedras, ya que creían que aquel que la portara sería invencible (García,1988).
Moviéndonos en un contexto grecolatino encontramos que la piedra del rayo está sumamente asociada al plano divino. Se le relacionaba con el Dios Zeus y por supuesto con el majestuoso y destructor poder de los rayos (ver figura nº2) . Los rayos eran considerados generalmente como “mal augurio” o como castigo divino, de ese modo, las personas que fallecían por el impacto de un rayo eran consideradas como personas con un “alma impura” y se les enterraba en el mismo lugar donde había caído el rayo, para así cumplir el castigo divino y contentar a los dioses.

imagen 2 art8

(Fig número 2: Zeus portando sus rayos)

Pero no solo estaban asociadas a Zeus, en las creencias grecolatinas, sino que también se relacionaba a las piedras rayo con las Diosas Cibeles y Juno, pues se creía que con estas piedras podían atraer la salud, la riqueza y la abundancia.  Incluso en la Edad Media y con el predominante protagonismo del cristianismo en las creencias de la sociedad de ese tiempo, podemos encontrar tradiciones de uso mágico de las piedras rayos. Se les dota de poderes y capacidad de controlar los fenómenos atmosféricos, teniendo la capacidad de “repeler” las catástrofes originadas por los rayos, el fuego y las tormentas (García,1988). Además eran portadas por marineros ya que creían que evitaban los posibles hundimientos del barco.

Todo este bagaje histórico que hay detrás de las piedras rayo hace que hoy en día aún sigan teniendo un gran protagonismo en las prácticas rituales y mágicas más actuales. Su usos mágicos están relacionados principalmente con la protección, la destrucción de energías negativas y la protección contra tormentas.  A continuación expondremos un esquema que recopilará aquellas cualidades mágicas más destacables de la piedra rayo y una lista de correspondencias mágicas asociadas.

Esquema Art.8.png

 

Elbrus Hara.

BIBLIOGRAFÍA

  • Eliade, M. (1964). Tratado de historia de las religiones. Madrid, España: Ediciones Cristiandad.
  • Hall, J. (2009). La biblia de los cristales, volumen 2. Madrid, España: Gaia Ediciones.
  • Counningham, S.(2005). Enciclopedia de cristales, gemas y metales. Madrid, España: Arkano Books.
  • Cuninngham S. (1983). El poder de la tierra. Madrid, España: Arkano Books.
  • Cuninngham S. (1991).La magia de los cuatro elementos. Madrid, España: Arkano Books.
  • García, J. (1988). Mitos y creencias de origen prehistórico: «Las Piedras de Rayo». Madrid, España.

Recursos online: