Cuando la ciencia y el esoterismo caminan de la mano.

Esta vez el artículo de Cristal de Bruja va a ser algo diferente respecto al resto. Vamos a hablar sobre algunos comentarios que me parecen muy interesantes sobre una entrevista que hicieron a Nicholas Pearson, un especialista y amante de los cristales y minerales que ha dedicado más de 20 años de su vida a su estudio.

Cuando leí por primera vez la entrevista me llamó la atención muchos aspectos de la misma. ¿Por qué? Porque no solo es un amante de los cristales desde el punto de vista energético y espiritual, sino que científicamente ha dedicado su carrera al estudio de los mismos cursando los estudios universitarios de Ciencias Minerales en la Universidad de Stetson.

Durante este artículo parafrasearé algunos aspectos muy interesantes de la entrevista publicada en Patheos.com por Mat Auryn . ¡Comencemos!

La entrevista comienza duro cuando le preguntan: “¿Cuándo te diste cuenta de que trabajar con cristales no era solo un placebo psicologíco sino que en realidad funcionaba?” Esta pregunta me pareció realmente interesante puesto que Pearson es un estudioso del mundo mineral desde el punto de vista estrictamente científico y esto no ha supuesto para él ningún tipo de problema al poder ver los minerales como aliados y cuerpos energéticos con los que podemos interactuar. Él, ante esta pregunta, responde que antes de acercarse al estudio científico de los cristales y los minerales con sus estudios universitarios, ya había tenido un acercamiento a ellos desde la visión espiritual y esotérica. De modo que antes de que su mente consciente se pusiese a juzgar lo que experimentaba, ya se había abierto a la experiencia de que las piedras por sí solas le hablasen y le diesen mensajes. A esto añade que ha tenido ya muchas experiencias experimentando lo mágico o milagroso del poder del reino mineral, ya no solo en él mismo sino en otras personas, además de “haber contrastado” sus experiencias con estudios publicados sobre la eficacia de los cristales.

Otra de las preguntas que me llamaron directamente la atención fue la de: “¿El color afecta a las propiedades energéticas de una piedra”?. A esto, él comenta que usar las correspondencias del color ayuda mucho y que es un gran punto de partida, pero que no lo es todo. Comenta que si se compara la estructura del cristal de cuarzo y de la amatista, su estructura y otras propiedades son fundamentalmente iguales. La única diferencia radica en que  la amatista contiene una pequeña cantidad de hierro que a su vez ayuda a que la piedra tenga unos colores u otros, además de contar con sus diferente proceso de formación. Pearson afirma que el color de la piedra en términos de significación energética, solo supone un 1/14th de la energía total de la piedra. Menciona además que el modelo de correspondencias de colores en las piedras parte del sistema de colores de los chakras, y que su vinculación directa con el mundo mineral es relativamente reciente (desde el 1977). El color entonces proporciona muchas pistas, pero no podemos olvidar que tiene una serie de efectos psicológicos en nosotros mismos, de modo que tampoco podemos dejarnos llevar solo y exclusivamente por las energías y propiedades que un color imprime en una piedra.

La tercera pregunta que me llamó mucho la atención fue la de: “¿Qué determina las correspondencias de un cristal y sus propiedades mágicas?” 

Afirma que la forma, la textura, el color, la apariencia y otras características físicas han sido tradicionalmente los parámetros en los que se ha movido el ser humano para aplicar una serie de capacidades mágicas o no a determinadas piedras. Pero invita a ir más allá de ese marco de correspondencias y de apariencia física. Menciona el caso de la malaquita, la criscola y la turquesa, aliados que se han usado desde el principio de los tiempos como eficaces para la magia con el amor. Ahora bien, curiosamente si analizamos químicamente estas piedras nos percatamos de que cada una de estas contiene cobre, un metal que de nuevo, ha estado directamente vinculado al amor, a Venus y al romance. Existe entonces una cierta conexión entre la ciencia mineral y las aplicaciones mágicas y espirituales.

La siguiente pregunta que me gustó mucho versa sobre la limpieza o no de los cristales. Algo que da dolor de cabeza a muchos, dado que hay manuales que dicen diferentes cosas respecto a un mismo mineral. Este es el caso del citrino, que como ya vimos en el anterior artículo, algunos  afirman que debe de ser limpiado, mientras que otros dicen que no, que para nada. Que incluso es un agente activo limpiador.

Pearson respecto a esto comenta que la limpieza mineral se trata más de borrar un lienzo, una pizarra, que contenía una información, que ahora no nos sirve para nuestro nuevo propósito. Parte de la idea de que son receptáculos de energía y de información que podemos grabar con nuestra intención, conservando en mayor o menor medida posible esa “huella” energética que dejamos sobre nuestro aliado cuando le estamos programando. De modo que si quieres manifestar un objetivo en concreto y la pizarra (mineral) está ya escrita y no tienes hueco para añadir la nueva información, lo lógico es que la limpies para que además, sea mucho más limpio, directo y específico el trabajo que queremos lograr.

Respecto a esto afirma que los cristales no son baterías, sino que por su naturaleza de tender a equilibrar, si ponemos energía, algunos de ellos la expulsarán (en vez de almacenarla). Menciona que guardan en cierto modo “una huella energética” anterior, pero no queda impresa para siempre (por eso la necesidad de re-programarlos). Compara los cristales con los dispositivos móviles que puede soportar cualquier aplicación que le instalemos. Un móvil  puede hacer casi cualquier cosa, pero somos nosotros quienes programamos conscientemente esas instrucciones.

¿Crees que los cristales son seres espirituales o albergan un espíritu en su interior?”

Esta pregunta tan comprometida y controvertida me pareció fascinante. Menciona que esta creencia tiene como origen las religiones animistas, donde la Divinidad está en todo lo que existe y es. Por lo tanto, partiendo de esta idea, claro que los minerales y los cristales tiene un espíritu dentro: la misma Divinidad. Ahora bien, afirma que bajo su experiencia, todos los minerales tienen un espíritu o conciencia, además hace hincapié en que justo la relación con sus espíritus es lo que nos va a enseñar verdaderamente sobre la piedra en particular.

En esta pregunta menciona también un tema controvertido, y es el de las piedras de laboratorio, tan famosas como se han vuelto ahora. Respecto a esto la posición de Pearson es que no tienen espíritu, pero que se pueden comportar como un vehículo o un hogar para albergar servidores artificiales etc, etc.

Por último, se menciona algo que nos ha pasado a todos. ¿A quién no se le ha roto un cristal, ve que está picado, que se ha dañado etc, etc?. Pues esta es la siguiente cuestión que se trata en la entrevista. La pregunta concreta es: “¿Cortar o pulir una piedra cambia su energía?”. 

A esto responde que básicamente no se puede hablar de un cambio de energía por cambiar levemente la forma del cristal, porque alega que la energía del cristal no reside tanto en la forma sino en la composición. Ahora bien, si que se menciona que la estructura de los cristales influyen en la distribución de la energía dentro del mismo. Es decir, pulir una piedra por ejemplo, no cambia la esencia de la energía, ni la energía misma, pero si la forma en la que ésta se distribuye, por lo tanto si se afecta al campo energético de la piedra.

Estas son las preguntas que más me llamaron la atención dentro de la entrevista. En realidad es muy interesante porque nos habla alguien que ha estudiado a los minerales desde un punto de vista exclusivamente científico, y desde un punto de vista espiritual esotérico. Y en ocasiones, más que contradecirse el discurso, se complementa y se apoya un camino con otro.

Quería dar del mismo modo muchas gracias a Mat Auryn por darme permiso para usar la entrevista y poder escribir esta entrada. Accedió sin ningún problema a que pudiese usarla y traducir determinados aspectos que me parecían muy interesantes.

Si quieres acceder al artículo original pincha el siguiente enlace: Nicholas Pearson and The Magic Of Crystal. 

Si quieres conocer más de Mat Auryn pincha el siguiente enlace: About Mat Auryn

 

Rvd. Tiné Estrella de la Tarde.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s