Los tiempos de la Abuela Araña.

El trabajo con la Abuela Araña se está convirtiendo en un sendero de paciencia, de silencio y de observar. Quizás “lo malo” de esto, es que a veces se acentúa la sensación de impaciencia. Uno pierde justo la noción del tiempo, pues en su red, el tiempo y el espacio son ilusorios. Es justo desde su red desde donde podemos hacer la magia que afecta a todos los planos, tanto superiores como inferiores.

En este sentido la red de la Abuela Araña, nuestra red, es un espacio ritual ajeno de todo espacio y tiempo. Un lugar que no pertenece a ningún espacio en concreto donde el tiempo no corre ni hacia delante, ni hacia atrás. La red es el perfecto lugar desde el cual hacer magia y cambiar nuestro destino tomando un papel activo en el mismo. Porque de este modo nos convertimos justo en la araña, en los dueños de nuestra red, y aprendemos el arte de tejer la magia y de cambiar nuestra vida y los acontecimientos en la medida de lo posible.

Ella nos está enseñando a tomar un papel activo en nuestra vida, recordándonos que en nuestro poder está el divino acto de crear nuestra realidad. Además de compaginar esto con la paciencia y la técnica del tejido. Nos recuerda que todos estamos conectados, que nadie está por encima de nadie. En su red, nada es prescindible. Ninguna vida tiene más valor que otra porque todo está conectado en una horizontalidad a la que no estamos acostumbrados dado que lo que nos es más familiar es las jerarquías, el tener a superiores que nos manden a los que tener un amplio respeto, o personas o seres por debajo, a los cuales no valoramos. Ella nos enseña que tu vida no tiene más valor que la de una araña, un árbol o una mosca. Todos formamos parte de un mismo sistema y no ser conscientes de esto nos lleva a romper el equilibrio del sistema y de nuestro ambiente y nuestro medio. Algo que ya está sucediendo en nuestros tiempos, donde como especie hemos roto ese equilibrio. Quizás por eso la Abuela Araña debe de estar más presente que nunca entre nosotros, recordándonos nuestro poder, nuestro lugar en el mundo y lo que podemos hacer por él.

Rvd. Tiné Estrella de la Tarde.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s