Cristales oscuros y el Sendero de la Sombra.

Todos tenemos un yo-sombra que es parte
de nuestra realidad total.
El yo-sombra no está aquí para lastimarnos
sino para señalar nuestros vados.
Cuando acogemos a la sombra, ésta sana.
Cuando sana, se convierte en amor
Cuando aprendamos a vivir con todas nuestras
cualidades opuestas, viviremos nuestro yo total,
al igual que el mago. (Chopra, 1995)

 

El universo vibra y nosotros vibramos con él. Las aguas fluyen por los ríos, arroyos y océanos. Hasta las aparentes inamovibles e incorruptibles montañas de piedra maciza están sometidas al cambio. Nosotros mismos al igual que el Todo somos esclavos de nuestra vibratoria y transformadora naturaleza . Este carácter vibratorio y universal no podría existir sin el principio de polaridad que reside en todas las partes del cosmos. Luz y oscuridad, vida y muerte, una eterna dicotomía que vive en todo y por supuesto en nosotros mismos. Esta dualidad hace que experimentemos situaciones de evolución y otras de introspección en las que nadamos en nuestro propio océano de sombras.

Existe una recóndita parte escondida dentro de nosotros mismos llamada el “yo sombra”. En ocasiones es escondido, encarcelado y avergonzado, temeroso de salir. Pero como dice Deepak Chopra en su obra El sendero del Mago,  el yo sombra posee un gran poder sanador, una sanación que viene otorgada tras el recorrido del sendero de la sombra, el dolor y el aprendizaje. En ocasiones es temido, un temor fruto del desconocimiento, pues el yo sombra nos sitúa enfrente de nuestros miedos, debilidades e inseguridades para poder enfrentarlas, para poder evolucionar.

Imagen 1 art11.jpg

Para este proceso oscuro y transmutador existen determinados cristales y gemas que poseen poderes y cualidades que ayudan y favorecen esta transición. En ocasiones dichos cristales pueden llegar a ser temidos por sus potentes efectos y por sumergirnos de lleno en ese mar de sombras donde se encuentra escondido nuestro yo-sombra. Habitualmente estos cristales y piedras mágicas poseen tonalidades muy oscuras o son completamente negros, en ocasiones al observarlos fijamente evocan a la idea de la antigua nigredo, un poderoso proceso alquímico que transmuta la materia prima, para generar otra superior. Y es precisamente la cualidad transmutadora la que reside en muchos de estos cristales oscuros.

La Obsidiana, ese poderoso cristal oscuro fraguado en el seno de los imponentes volcanes es un excelente depurador. Aunque son muchas sus facultades mágicas, en esta ocasión nos atañe indagar sobre su cualidad transmutadora que ayuda en los procesos de introspección personal. Su gran poder no tiene fronteras, dicen que nada escapa a “los ojos” de este cristal oscuro, pues saca a la luz la verdad aunque esta sea desagradable. Nos hace enfrentarnos contra nuestros miedos y debilidades, nos sirve de guía entre “las sombras”. Son muchas las personas que tratan con precaución esta enigmática piedra ya que sus poderes y efectos suelen manifestarse con gran potencia. Es por ello que muchos recurren a una “versión” de la obsidiana mucho más “suave”, la lágrima de Apache. Este mineral tiene la capacidad de generar energías muy parecidas a la obsidiana pero con una menor intensidad, por lo que su uso es mucho menos “incómodo”. La leyenda cuenta que estos minerales derraman lágrimas en tiempos de dolor (Hall,2006).

La turmalina negra aunque comúnmente se use con fines protectores y purificadores, también es una excelente aliada en aquellos procesos internos de cambio y reflexión. En tiempos difíciles y turbulentos la turmalina negra nos señala el camino correcto. Elimina los bloqueos energéticos y nos proporciona una mirada clara y racional frente a situaciones difíciles.

Aunque son muchos los cristales y gemas oscuras que poseen cualidades mágicas transmutadoras como el ónice negro o la astrofilita, cerraremos este particular “grupo de cristales oscuros” con una auténtica joya de la Madre Naturaleza, un cristal oscuro poco conocido pero con un gran poder, el cuarzo morión. Dicho cristal suele formarse con formas de puntas cristalinas “láser” de la cual hablamos en el anterior artículo “Formas cristalinas : cualidades energéticas”.  Esta determinada forma junto a sus cualidades mágicas convierten al cuarzo morión en un excelente canalizador de “energía negativa”, absorbe la energía negativa del portador de la piedra  y la expulsa por su punta, lanzándola fuera del cuerpo de esa determinada persona. Es recomendable focalizar la energía expulsada por esta piedra a la tierra para que la Madre Naturaleza transmute sabiamente la energía expulsada.

Tabla de correspondencias para rituales y meditaciones con el “yo sombra”

mediante cristales oscuros.

Correspondencias art11.jpg

 

Elbrus Hara

 

Bibliografía

  • Hall, J. (2006). La biblia de los cristales, volumen 1. Madrid, España: Gaia Ediciones.
  • Hall, J. (2009). La biblia de los cristales, volumen 2. Madrid, España: Gaia Ediciones.
  • Counningham, S.(2005). Enciclopedia de cristales, gemas y metales. Madrid, España: Arkano Books.
  • Cuninngham S. (1983). El poder de la tierra. Madrid, España: Arkano Books.
  • Cuninngham S. (1991).La magia de los cuatro elementos. Madrid, España: Arkano Books.
  • Chopra D. (1995).  El Sendero del Mago. Madrid, España: Cuántica activa.

Recursos online:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s